Feria de Abril 2010

Feria de Abril 2010
Comparte este artículo
Autor: Comentar

La gran fiesta andaluza, algarabía, baile, tapas, sevillanas, jacas, coches, cante, luces, casetas, trajes, castañuelas, faralaes, toros, manzanilla, jamón, tacones, pitos, flamencas, picos, finos. Todo unido en el Real la Feria de Sevilla.

Feria de Sevilla, entrada.

Feria de Sevilla, entrada.

Entrada por la calle Antonio Bienvenida, por la avenida Ramón de Carranza a un espacio de 450.000 metros cuadrados, con 1.047 casetas, 15 calles repletas de gentió con nombres de solera, Joselito el Gallo, Gitanillo de Triana, Juan Belmonte, Pascual Márquez, Rafael G. Ortega, mas de un millón de metros cuadrados haciendo historia cada año. 215.000 bombillas alumbran la afluencia de 310 entidades, 192 peñas, todo esto en casetas, 25 de familiar de titularidad única y 500 compartidas, todo al compás de una sevillana continua.

Calle del Real

Calle del Real

Gitanas y faralais pasean a caballo o en coche de caballos por las calles del Real. El Real se viste de gala, se viste de sevillana guapa, caras conocidas, gente de todos los estratos, invitaciones y entradas, a las casetas no se puede entrar sino eres socio o vas acompañado e invitado por uno, todo es colorido y arte, cada caseta tiene su decoración y elementos que la diferencie a la hora de los puntos, a ver si ganamos. Esto es Andalucía, no hay quien se quede quieto, la música no para nunca y hace que te arranques como espontáneo.
La feria es una locura deliciosa, un sonido continuo que se mete por los huesos y te lleva en volandas.
Tampoco para un instante el río de fino, manzanilla o cerveza, Cruz Campo como le dicen en Sevilla a la birra.
La gastronomía no es el fuerte de la feria, no se viene a comer, se viene a verse, a bailar a reir y a beber. Las casetas tienen su cocina, son pequeñas y lo que sale es lo más cómodo y rápido, pescaíto frito que no falte, chacina, tortilla de patatas, espinacas con garbanzos, montaitos, huevos fritos, aceitunas y picos, nunca faltan.
Pero dado que la comida no es el plato fuerte de la feria, tenemos una estupenda excusa para en un momento que apriete el hambre irse del Real y recorrer las calles de Sevilla, un marisquito en el Arenal, si hay toros es más fácil entrar en las bodegas, hasta que terminan claro. La bodeguita Antonio Romero, Casa Moreno, Morales, San José en Adriano, incluso un pulpo en el Rincón Gallego. Arenal para mirar, La Moneda, la Isla. Uno de los platos más andaluces, el rabo de toro puedes comprobar que si se hace con todo lujo sevillano en las Piletas, Donald, Taquilla o en Porta Gayola.
La Maestranza centro mundial de los toros se viste de luces, es su fiesta, la temporada siempre es espectacular y el aforo a reventar. Los nombres llenan todo, Morante, Manzanares, Juli, Fundi, Rivera Ordoñez, El Cid, Enrique Ponce, todos toreros de altura.
Las sevillanas siguen sonando, Sevilla sigue viva, sigue despierta, la noche sólo hace llenarla de más bombillas, y más gente. Sevilla es Abril y Abril es Sevilla, más llena más flamenca, más salá y más guapa que nunca.

imágenes Webs Direct

Por:
Etiquetas: ,
Categorías: General
Comparte este artículo