La Torre Pelli, las vistas más altas de Sevilla

La Torre Pelli, las vistas más altas de Sevilla
Comparte este artículo
Autor: Comentar

Actualmente se encuentra en construcción un edifico que promete convertirse en un gran emblema de la capital hispalense. Se trata de la torre Pelli, que este mismo mes ha superado en altura al hasta ahora monumento más elevado de la ciudad, el puente del Alamillo de Santiago Calatrava, con un mástil de 140 metros.

La realización de este edificio comenzó el 16 de julio de 2007, cuando se colocó su primera piedra. Hoy en día, la torre Pelli acaba de alcanzar su planta 32, de las 40 que están previstas en su construcción, llegando a los 146,3 metros de altura. Esto permite obtener una vista panorámica de la ciudad desconocida hasta el momento y que recoge puntos importantes como la Catedral, la Giralda (cuyos 98 metros de altura sobrepasó este rascacielos hace ya tiempo), el río y el Puente de Triana, la Torre del Oro, las de la Plaza de España y hasta el Aljarafe, entre otros muchos. Cuando finalice su construcción con los 180,5 metros previstos, permitirá ver Doñana durante los días claros y una porción de mar.

El diseño de esta torre pertenece al arquitecto argentino César Pelli, quien declaró que “Sevilla tiene que llegar al siglo XXI” en referencia a esta construcción. Su ubicación está dentro del complejo Puerto de Triana, y su interior albergará oficinas, la mayoría de las cuales pertenecerán probablemente a la Caja de ahorros Cajasol (formada por El Monte y San Fernando), aunque tras su integración en Banca Cívica estos planes han quedado en el aire. Al pie de la torre se encontrarán las zonas comerciales, y en la cúspide se situará un restaurante mirador y un jardín de invierno. Se construirá además un museo y una pasarela peatonal para favorecer la accesibilidad.

Será el edificio más sostenible de Sevilla al cumplir escrupulosamente la Normativa Europa de Edificación; de hecho está catalogado con la máxima distinción en eficiencia energética (grado A) y su creador fue ganador del Premio Internacional de Arquitectura Sostenible en el año 2009. Contará con pozos para recolectar el agua de lluvia que servirá para la limpieza y el mantenimiento exterior, con placas fotovoltaicas que aportarán energía solar, ascensores de bajo consumo y el uso de la cerámica como aislante térmico.

 

Este proyecto está enmarcado dentro del nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) aprobado en 2006, que pretende dotar a Sevilla de edificios de gran altura que se sitúen en las 4 entradas de la ciudad; éste sería el primero de ellos, además de ser el primer rascacielos de Sevilla y el más alto, y el único del mundo que combinará vidrio, acero y cerámica como elementos de cerramiento en su fachada.

Se estima que se está construyendo una planta cada ocho días, por lo que el fin de la estructura está previsto para septiembre, aunque el remate no estará acabado hasta diciembre, al ser esta parte de metal y no de hormigón, como el resto del edificio.

Hay quienes opinan que el proyecto supone un atentado contra el paisaje histórico de Sevilla, mientras que otros lo consideran como una idea beneficiosa para la imagen de la misma. Independientemente de esta controversia, es indudable que la torre Pelli se está convirtiendo en uno de los monumentos más llamativos de la capital andaluza.

Fuente Imagen 1 por agu2

Fuente Imagen 2 por Coppernic

 

Por:
Etiquetas:
Categorías: General
Comparte este artículo