Restaurantes de cocina árabe en Sevilla

Restaurantes de cocina árabe en Sevilla
Comparte este artículo
Autor: Comentar

La popularidad de la cocina árabe se consolidó hace años en España, y desde entonces los locales especializados en este tipo de gastronomía no han parado de crecer. Y la cultura árabe toma una especial fuerza en ciudades como Sevilla, que cuenta con un gran bagaje histórico relacionado con la misma.

Quizá éste es el motivo por el cual podemos encontrar en la capital hispalense un gran número de restaurantes especializados en este tipo de comida, que cuenta con numerosos beneficios para la salud.

1) Uno de los más conocidos es el restaurante Aladdin, con tres establecimientos en la ciudad (C/Santa María la Blanca, 15; Avda. Juventudes Musicales; C/ Juan Antonio Cavestany, 6). Aquí se sirven platos elaborados de manera tradicional, pero acompañados de un atractivo toque innovador. Entre sus especialidades encontramos el falafel (garbanzo molido con perejil fritos), mutabal (puré de berenjena asada, con una salsa de sésamo llamada tahine y yogur), kibbe (trigo molido con carne magra de cordero) o tabuleh (ensalada de perejil, tomate, cebolla, trigo molido, aliñada con aceite, limón y sal).

2) Dar al Maghreb (C/ Sánchez Perrier, local 4) ofrece una amplia carta de platos de cocina árabe, entre los que podemos degustar el cuscús (cordero, pollo, ternera o vegetariano), el zaalouk (puré de berenjena asada con especias) o harira (sopa de legumbres, verduras y carne). Destacan sus pasteles árabes y su postre de naranja con canela y azahar.

 

3) En el barrio del Arenal se sitúa As-Sawirah (C/ Galera, 5), cuya decoración al estilo marroquí y su comida tradicional nos transportan al mismo Marruecos. La presentación y calidad de los platos es exquisita, y entre ellos cuentan con la ensalada rifeña, los tallines, el cuscús o la harira. Destaca su carta de tés, cien por cien marroquís, y sus pastelitos de elaboración propia.

4) Y,  por último,  está el restaurante Al-Medina, (C/ San Roque, 13), abierto en el año 1998. Con un ambiente elegante y acogedor, la decoración cuida todo detalle, desde su mobiliario hasta su vajilla. Su propuesta se basa en la cocina tradicional marroquí, y su carta recoge platos exóticos como el Mechour (cordero asado a la brasa), la Pastilla (pasta de hojaldre rellena de pichón, pasas, almendras y cebolla) o el Tajine (carne de pollo o pescado y legumbres estofadas).

Cualquiera de estas cuatro opciones es perfectamente válida para disfrutar de esta sabrosa gastronomía.

Fuente Imagen 1 por Web e Baracs

Fuente Imagen 2 por avlxyz

Por:
Etiquetas:
Categorías: Gastronomía
Comparte este artículo