Sevilla vibró con U2

Sevilla vibró con U2
Comparte este artículo
Autor: Comentar

Llegados de Niza en Jet privado, U2, vinieron a quemar Sevilla y a fe que lo lograron. Tras una potente actuación de unos teloneros de auténtico lujo, los neoyorquinos Interpol (no os perdáis su último disco “Interpol”), el grupo irlandés hizo vibrar a su público.

U2_sevilla_360_by_sergio_rus

80.000, fueron los seguidores congregados en el Estadio Olímpico, que logró un lleno histórico gracias al impresionante escenario de 360 grados que permite al público ver el espectáculo desde cualquier punto del estadio lo que ayudó a que casi todas las gradas estuvieran ocupadas.

Esta obra de ingeniería, tiene 45,7 metros de altura, pesa 190 toneladas y de él cuelga una pantalla de vídeo también circular y desplegable, es la auténtica estrella de la gira que lleva su nombre “360 Tour“. Algo digno de ver en vivo y que se llevó miles de flashes del público totalmente “alucinado” por sus dimensiones, efectos visuales y sonoros.

U2_sevilla_by_sergio_rus

U2 acompañó sus temas con diversas proyecciones audiovisuales, una de ellas elaboradas por la NASA. El concierto duró algo más de dos horas y no defraudó. Bono y los suyos tiraron de su repertorio clásico (acierto seguro) y dieron un repaso a las canciones de su último disco “No Line on the Horizon”.

A sus 50 años y de riguroso negro, Bono no pareció resentirse de su reciente operación de espalda y se mostró muy activo durante todo el concierto. Se metió al público en el bolsillo con varios ¡Viva Sevilla! y comenzó a moverse por la plataforma circular que le acerca a sus fans, incluso alguna afortunada pudo bailar con él como viene siendo habitual en los conciertos de los irlandeses.

U2_sevilla2_by_sergio_rus

El himno de la banda, Sunday Bloody Sunday, sonó acompañado de luces verdes para apoyar el movimiento opositor iraní de la llamada “Revolución Verde”, del que mostró imágenes, luego recordó a la presa política birmana Aung Suu Kyi, a la que dedicó el tema Walk On, y ofreció frases grabadas del premio Nobel de la Paz en 1984 Desmond Tutu, sacerdote sudafricano, sobre la erradicación del sida.

Bono , auténtico fan de nuestro país, volvió a encandilar al público cuando presentó a la banda como si de los campeones del mundo de fútbol se tratase: “yo soy Sergio Ramos”; sobre The Edge (guitarra) se preguntó si era Xavi o Iniesta, del batería Larry Mullen dijo que es Fernando Torres y al bajo Adam Clayton le comparó con Iker.

U2_sevilla_360_grados_by_sergio_rus

Con una trayectoria siempre marcada por el éxito, U2 llevan más de treinta años tocando juntos, de ahí que su público, que ha pagado entre 34 y 250 euros, estuviera compuesto por personas de edades muy distintas.

El concierto de Sevilla, el tercero de la gira de U2 en España tras el del domingo pasado en San Sebastián y el inaugural de Barcelona, hubo de retrasarse un día por la huelga general celebrada en nuestro país.

Imágenes sujetas a licencia CC de Sergio Rus

Por:
Etiquetas:
Categorías: Conciertos
Comparte este artículo